¿Sabías que cada vez más estudios científicos señalan los perjuicios de ingerir leche de vaca de manera habitual? Entre los organismos de renombre que advierten de estos peligros se encuentra la OMS, señalando que análisis de laboratorio respaldan la relación entre un consumo continuado y precoz (desde la infancia) de leche de vaca y problemas de riñón, mayor posibilidad de anemia, puesto que nuestro organismo no está capacitado para ingerir adecuadamente la leche de vaca, en exceso “pesada”. Además, cuando ya existen trastornos gastrointestinales  pueden agravarse induciendo cáncer de colon. También agrava el problema de alergias alimentarias y problemas de la piel.

Todo esto, claro está, se aplica a la leche de vaca que se comercia de manera habitual y que procede de vacas tratadas hormonalmente para aumentar la producción. La leche de vaca tradicional y fresca, de agriculturas a la antigua usanza evita muchos de estos problemas, pero es realmente complicado dar con ella y su precio se dispara.

Alternativas vegetales

En el mercado existen leches vegetales de arroz, de avena, de soja, mixtas…, el problema –aparte de su precio, en ocasiones muy caro para un consumo habitual– es el déficit de minerales y vitaminas que no suelen contener y que si se les añade, es de una manera que nuestro organismo es incapaz de asimilar (es el caso de muchas leches con calcio añadidos).

En otras ocasiones, como en el caso de la leche de soja, para obtener un sabor agradable se le suele añadir gran cantidad de sal y azúcar, que puede acentuar problemas de hipertensión, retención de líquidos, diabetes e incluso problemas de vista.

Leche de cabra, tan sabrosa como nutritiva

Como la intolerancia a la leche de vaca no es algo que ocurriera ahora, ya en el pasado se estableció una relación entre las diarreas de los lactantes y la leche de vaca, de manera que se terminó recurriendo a la leche de cabra comprobándose cómo con el cambio, el lactante dejaba de tener sus problemas digestivos.

De esta manera tan casual, se investigó las propiedades de la leche de cabra comprobándose con sorpresa que resultaba bastante más saludable que la de vaca y sus derivados (que recurren a leche desnatada de vaca con el añadido de nutrientes de forma artificial). Así, entre las propiedades leche de cabra se encuentra:

  • Hasta un 46 % más de calcio, ácidos grasos y minerales que la leche de vaca
  • Ácidos grasos más digeribles por nuestro organismo, y por eso se hace jabon de leche de cabra para nutrir la piel, además de queso de cabra recomendados especialmente para la mujer en edad madura, y leche de cabra para lactantes
  • Tras la leche materna humana, la leche de cabra es la que más oligosacáridos posee y refuerza el sistema inmunológico de lactantes y adultos.

Donde comprar leche de cabra

En supermercados grandes es posible adquirir leche de cabra en tetra brick y queso de cabra, si bien los precios son ligeramente superiores a sus equivalentes de vaca. Además en el mercado farmacéutico gozan de gran prestigio los productos  de Capricare, una empresa de Nueva Zelanda especializada en la fabricación de leche de cabra para bebes, aportándoles todos los nutrientes necesarios para su correcto desarrollo pero retirándole todos los inconvenientes de la leche de vaca.

En Farmaciamarket hay ofertas muy interesantes de Capricare para que comprar leche de cabra no resulte un problema para tu bolsillo.

 

 

  • Puntúa esta entrada
5
Título
Nombre artículo
Los beneficios de la leche de cabra para tu bebé y toda la familia
Descripción
los beneficios de la leche de cabra para toda la familia, mas digestiva y sienta mejor en su toma. gran oferta para comprar leche de cabra de bebes
Autor
Nombre
Farmaciamarket
Logo

Send this to a friend