Una de las principales dudas que surgen a los papás primerizos está relacionada con la higiene de todo lo que el bebé se puede llevar a la boca. A este proceso se le denomina “esterilización” y afortunadamente hoy día existen en el mercado cientos de productos especialmente diseñados para su seguridad y comodidad, que permite limpiar a fondo todos los objetos del bebé, desde los juguetes hasta sus chupetes y biberones.

Con esta tranquilidad al respecto, no tarda en aparecer una nueva duda, ¿hasta cuándo es conveniente esterilizarlo todo?. Los especialistas en pediatría aconsejan esterilizar todos los objetos que estén en contacto con el bebé, tras su uso, como mínimo hasta el tercer mes de edad debido fundamentalmente a las bajas defensas inmunitarias que el bebé posee y que está desarrollando.Esterilizador

Precisamente porque es bueno que el pequeño baja entrando en contacto con las bacterias del entorno para desarrollar sus defensas, los expertos recomiendan no hacer esterilizaciones largas, que duren mucho tiempo cada una.

Se debe esterilizar todos los productos en contacto con el recién nacido, empezando por nuestras propias manos (agua caliente y jabón), desde sacaleche, biberones, la ropita del bebé, … Lo más apropiado es la inmersión de los objetos en agua hirviendo en una olla suficientemente alta y grande como la de la imagen izquierda, o bien con los esterilizadores que están disponibles en el mercado (imagen derecha). De esta manera se le evitará sufrir distintas afecciones como infecciones intestinales que pueden llegar a ser graves.

Antes de poner los objetos en las esterilizadoras se deben limpiar con agua caliente y detergente ayudados de cepillos especiales con los que eliminar los restos de alimentos tanto en las paredes internas como en las ranuras y zonas de rosca, para iniciar el proceso de destrucción de gérmenes y bacterias, focos de infección de enfermedades.

Deben escurrirse en zonas apropiadas y específicas para ellos (no en el escurre platos que suele tener hongos y bacterias que para los adultos son inocuos pero para los pequeños pueden ser mortales).

farmaciamarket

A partir del cuarto mes de vida, el bebé comienza a llevarse a la boca todo lo que cae en sus manos, si bien su sistema inmunitario ya está comenzando a ser efectivo debido, en buena parte, a los aportes que toma de su madre a partir de la leche materna (de ahí la importancia de darle pecho, para mejorar las defensas del pequeño). Las esterilizaciones ya no pueden ser tan severas, así que lavando los objetos con agua caliente y jabón, tras el uso, es suficiente. Sin embargo si es imprescindible esterilizar biberones, tetinas y sacaleches para eliminar restos de comida anterior. Cada 15 días será suficiente esterilizar los productos en contacto con el bebé.
Tras los 6 meses, puede esterilizarse todos los objetos en el lavavajillas y lavadora de casa siempre que la temperatura del agua que utilice esté por encima de los 80 grados centígrados, suficiente para acabar con los gérmenes. Eso sí, se aconseja seguir esterilizando los productos de alimentación del bebé en las esterilizadoras.

Querrás elegir un biberón, también te podremos ayudar

Valora este contenido
[Total: 0 Average: 0]
| Web | + posts

Farmacéutico, Diplomado en Sanidad, Licenciado en Universidad de Salamanca en 2004, Diplomado en sanidad 2012, Especialista en farmacia comunitaria. Titular de la Farmacia LE-234-F situada en Palanquinos - Leon.

Send this to a friend