Los niños con dermatitis atópica presentan una piel sumamente sensible al entorno, reaccionando con irritaciones, picores e hinchazones debido a la ausencia de determinadas proteínas, según la opinión de dermatólogos. Por lo general, suelen mostrar zonas irritadas y sonrojadas (como la mostrada en la imagen), en mofletes, rodillas y codos fundamentalmente aunque pueden aparecer irritaciones y picores por todo su cuerpo.

Esta situación puede prolongarse con el tiempo o bien arreglarse en algunos casos, generalmente a partir del segundo año, así que si tu pediatra te ha informado de que tu bebé presenta este tipo de piel puedes respirar tranquila ya que puede que en un futuro su piel deje de ser tan reactiva y si no, afortunadamente existen numerosas líneas de cosmética centradas en este tipo de pieles.

Cuidado de Piel atopica Esencial

Con todo, déjanos darte unos útiles consejos para paliar sus molestias dérmicas, ya sea presentando síntomas de piel atópica, o bien como prevención:

  • procura alimentar al bebé con leche materna, ya que está comprobado que con esta alimentación desarrollan menos la piel atópica. Si no fuera posible, opta por la denominada “leche maternizada parcialmente hidrolizada”
  • hidrata a menudo su piel, con cremas y aceites naturales, sin alcoholes, parabenes ni elementos químicos que puedan irritar y hacer reaccionar a su piel
  • usa tejidos naturales como lino y algodón natural, evita materiales sintéticos propensos a electrificarse además de llevar colorantes excesivos
  • utiliza suavizantes de ropa lo más naturales posibles, sin apenas detergentes, sin parabenes, ni sulfatos
  • no expongas su piel a cambios bruscos de temperatura (frío-calor, aire acondicionado-sol), que causará picores e irritaciones dérmicas

  • seca su piel siempre que la veas húmeda, sin frotar. El agua reseca su piel así que opta por toallitas naturales con aloe vera para limpiarlo siempre que no sude o se haya ensuciado
  • lávalo con geles sin detergentes y con pH inferior a 7, aplícale aceite hidratante de arroz o de otro elemento vegetal en lugar de procedentes del petróleo (aceites minerales, parafinas, etc) y sécalo posando la toalla sobre su piel mojada, sin frotar
  • asegúrate que tenga siempre las uñitas cortadas para que al rascarse no se haga heridas ni se irrite excesivamente la zona afectada

Como suelen señalar los dermatólogos, los bebés con pieles reactivas suelen ver cómo se mejoran mucho sus síntomas incluso hasta desaparecer, a partir del segundo año ya que frecuentemente el primer año de vida suele ser el peor debido a que en él el bebé suele ir adaptándose al entorno y superando los obstáculos que se encuentra en cada bacteria, tejido, alimento, … conforme su sistema inmune se va desarrollando y perfeccionando. Por eso es en este primer año cuando mayores problemas digestivos, catarros, otitis y otras infecciones varias sufre, las cuales generalmente provocan que las pieles sensibles reacciones apareciendo irritaciones, picores, hinchazones, eczemas, etc.

Aplicarle gel de aloe vera en las zonas afectadas puede ser un remedio muy natural que le refresque (puedes soplarle, ayudando a que se seque más rápido), a la vez que el hinchazón disminuye y la piel se le regenera e hidrata.

Cuidar tu piel atopica en verano también es posible consulta nuestro blog

Posiblemente en estos momentos de irritación dérmica, el chiquitín o chiquitina se muestre irritable, con llantos, molestias, moviéndose mucho por los picores, …ten paciencia y ayúdale a que se distraiga mientras le hidratas y refrescas la zona afectada.

  • Puntúa esta entrada
5
Sending
User Review
0 (0 votes)
Título
bebe atopico
Nombre artículo
bebe atopico
Autor
Nombre
Farmaciamarket
Logo

Send this to a friend